Quantcast

Se fue Jenni Rivera feliz de la Arena en Monterrey

Se fue Jenni Rivera feliz de la Arena en Monterrey
Jenni Rivera. |

MONTERREY, NL — Después de ofrecer anoche un concierto inolvidable, ante 15 600 personas, Jenni Rivera compartió su felicidad en una conferencia de prensa que dio esta madrugada en las instalaciones de la Arena Monterrey.

"Sabes que ni siquiera me pongo a pensar lo que pueda suceder, sí soy una mujer muy ambiciosa, quiero más y busco más", dijo.

"La primera vez que vine a La Fe y que se llenó quedé muy contenta, luego vengo a la Arena Monterrey y estaba el escenario de cierta manera y dije se llenó, ¡que bueno, gracias a Dios, ya la hicimos!

"Ya estamos bien, pero nunca me imaginé que esta loca idea de poner el escenario en el centro de la Arena que se iba a llenar todo alrededor, no pienso más adelante porque me siento tan bendecida en el momento, pero Dios siempre me tiene buenas cosas".

Sentada en una pequeña sala de la Arena, detrás de ella Dos Discos de Oro y Dos de Platino que obtuvo por las altas ventas de Joyas Prestadas, y un Disco de Oro más por su álbum La Misma Gran Señora, accedió a responder todos los cuestionamientos que se le hicieron, aunque hubo algunos aspectos que, como mujer, no pudo tocar.

"Soy mujer como cualquier otra, pero quizá a mí me suceden cosas más fuertes que cualquier otra mujer o cualquier otro artista, pero tengo que salir adelante, las veces que me he caído son las veces que me he levantado y no porque yo sea fregona, sino porque Dios es muy bueno y me levanta".

La intérprete, de 43 años, sabe cuál es su lugar en el escenario, por eso no escatimó para ofrecer una larga velada de tres horas y media.

"Mis presentaciones son muy emotivas, reales y sí, hay mucha fiesta, mucha diversión, a mí me pagan por entretener a la gente que se atreve a comprar un boleto para vivir la experiencia de Jenni en concierto, incluye a la artista y a la mujer, soy muy apasionada".

Los aspectos de su visita fueron grabados para su reality show I Love Jenni, que se transmite en la señal de Mun2 solo en la Unión Americana.

"Quería proyectar a la gente de Monterrey, se están ganando el récord de asistencia, de cariño, de todo... Quería que las cámaras captaran eso,que vieran a como es mi vida, acá, lo que es ser mamá, abuela, de todo lo que vivo como empresaria también".

En su show el público vibró con ella, se le entregó en una palabra, y ella también hizo lo mismo, porque terminó llorando en el escenario cuando interpretó Paloma Negra, que dedicó a su hija, sin especificar el nombre.

Cabe mencionar que su escándalo más reciente se dio tras ventilarse en un medio de comunicación que su hija Jenny Chiquis Marín Rivera, de 27 años, supuestamente se involucró sentimentalmente con su ex pareja Esteban Loaiza.

"Yo pudiera callar y no entregarme en el escenario, pero esa no soy yo, ni ustedes han visto eso de mí, ni mi público. Es importante que si saben tantas cosas o creen que saben tantas cosas y los medios los han contado de una manera que no siempre es cierta, que puedan saber que yo en el escenario sigo siendo mujer", declaró.