Quantcast

Activista conectada a la conservación de energía

Activista conectada a la conservación de energía
Silvia León. |

Silvia León

Edad: 36 años

Puesto: Organizadora comunitaria, Proyecto Educativo Energía en el Hogar, Coalición de Salud Ambiental en National City

Antecedentes: Nació en México y creció en Sherman Heights, San Diego, donde vive actualmente.

Anteriormente: Operaba una guardería en su hogar.

Más allá del trabajo: Madre de dos niños en edad escolar primaria. Dedica la mayor parte de su tiempo libre a su familia.

Silvia León es una consultora de consumo de energía en el hogar con un sentido de justicia social. La incansable organizadora de la comunidad busca vecinos, compañeros y amigos de sus amigos en el sur de San Diego y más allá con la misión de reducir el consumo innecesario de energía y agua, y ahorrar dinero a las familias de bajos y moderados ingresos.

La forma en que León y sus colegas trabajan en ello ha atraído la atención de los funcionarios que redactan las políticas de consumo de energía y las autoridades ambientales de California, que buscan reducir la contaminación y la dependencia del estado en los combustibles fósiles.

Los pequeños cambios en hábitos cotidianos, a decir de León, pueden tener un gran impacto en la salud y el medio ambiente: menos plantas de energía necesarias, aire más limpio y reducción de enfermedades respiratorias.

Silvia llega a sus citas con un kit sencillo: focos eficientes que proporcionan un ahorro inmediato, un cronómetro para la ducha que ayuda a la gente a entender el consumo de agua caliente y termómetros para el refrigerador y la estufa que ayudan a saber cuándo es necesario reparar o remplazar un aparato.

Ese es el comienzo de un proceso de aprendizaje que lleva meses e incluye el análisis de las facturas de servicios públicos, el replanteamiento de las rutinas diarias, hacer pequeñas mejoras en la casa y, posiblemente, deshacerse de algún aparato devorador de energía.

Los resultados del programa fueron rastreados en el marco de un programa piloto de un año de duración que termina en junio, administrado por el La Coalición de la Salud Ambiental, con base en National City. Se logró un ahorro promedio del 26 por ciento de energía en más de 100 viviendas en el sur de San Diego.

Las cuatro empresas de servicios públicos más grandes del estado, propiedad de inversionistas, gastan cerca de mil millones al año en programas de eficiencia energética. El mes pasado, los responsables de regular los servicios públicos estatales, instaron a dichas empresas al uso de modelos de cambio de comportamiento similares a los que realiza Silvia León. Recientemente, UT San Diego platicó con ella sobre el programa y la conservación.

P: ¿Cuál es tu papel en la conservación de la energía?

R: Yo soy la que hace el trabajo de casa en casa, reuniéndome con la gente y proporcionándoles información importante. Les ayudo a analizar y entender sus recibos de servicios. También tengo una relación con los representantes de San Diego Gas & Electric.

P: ¿Qué motiva a la gente a cambiar sus hábitos y elementos de sus casas para ahorrar energía?