Quantcast

Reaparece el EZLN en Chiapas

Reaparece el EZLN  en Chiapas
Miles de miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) realizan marchas en silencio en Ocosingo, Palenque, San Cristóbal de las Casas y Comitán para exponer la vigencia de su movimiento y plantear nuevas estructuras de lucha. |

TAPACHULA, Chiapas — Como no lo habían hecho desde enero de 1994, al menos 30 mil bases de apoyo del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) reaparecieron el viernes por las calles de cinco localidades de Chiapas.

Desde primeras horas de este viernes, desarmados, en silencio y con pasamontañas, los miles de indígenas salieron de sus comunidades y se dirigieron a las cabeceras municipales de Ocosingo, Palenque, Las Margaritas, Altamirano y San Cristóbal de las Casas.

Los zapatistas caminaron decenas de kilómetros para concentrarse hasta los puntos de reunión en cada localidad. Algunos provenientes de comunidades más lejanas viajaron hacinados en camiones de redilas.

Portando banderas de México, levantando el puño y bajo una ligera lluvia, recorrieron varios kilómetros por las principales calles de esas ciudades para concentrarse en las plazas, donde no se pronunció ningún mensaje.

En la frente, sobre las capuchas, los indígenas portaban números cual matricula de soldados para identificar sus listas.

De acuerdo con varios reportes, en San Cristóbal de las Casas estimaron la participación de 15 mil indígenas, en Palenque fueron unos 6 mil, en Ocosingo otros 6 mil, en Altamirano más de 4 mil al igual que en Las Margaritas.

Los contingentes, entre los que iban hombres, mujeres (algunas con bebés en brazos) y niños, sorprendió a la población que expresó muestras de apoyo al movimiento que pareció más vivo que nunca.

En San Cristóbal de las Casas, ciudad donde se registraron enfrentamientos entre los zapatistas y las autoridades en 1994, hoy ocuparon en calma la llamada plaza de la paz y la resistencia.

Su aparición coincide con la víspera del 15 aniversario de la masacre de 45 indígenas en la comunidad de Acteal en el municipio de Chenalhó ocurrida en 1997. Las víctimas de la masacre pertenecían a la organización pacifista "Las Abejas" que coincidían con las demandas zapatistas pero no con las formas.

También coincide con el solsticio de invierno que anunció el fin del 13 backtún del calendario Maya.

Las marchas pacíficas y sin que se reportaran incidentes concluyeron alrededor de las 14horas. Los encapuchados regresaron a sus comunidades sin emitir un pronunciamiento oficial.

Por la tarde, se difundió un comunicado firmado por el subcomandante Marcos.

"¿Escucharon? Es el sonido de su mundo derrumbándose. Es el del nuestro resurgiendo. El día que fue el día, era noche. Y noche será el día que será el día", se afirma en el comunicado de un párrafo.

Las apariciones públicas del Subcomandante Marcos se han reducido en los últimos tres años. A principios de 2011, se dieron a conocer un serie de cartas a Luis Villoro, y en el marzo de ese año, desmintió tener cáncer y enfisema pulmonar en una comunicación difundida por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas.

La víspera de su reaparición el Movimiento por la Paz, con Justicia y Dignidad (MPJD) que encabeza el poeta Javier Sicilia, pidió al Gobierno Federal y Estatal atender las demandas y conflictos que prevalecen en las comunidades indígenas de Chiapas.