Quantcast

Estoy de luto, me siento mal: Jenni Rivera

Estoy de luto, me siento mal: Jenni Rivera
Jenni Rivera. | object.one_off_photographer

Estoica, segura y alegre, con actitud de diva. Así fue como Jenni Rivera salió al escenario del Auditorio Nacional, la noche del viernes, para ofrecer un concierto ante 10 mil personas, de acuerdo con organizadores, que llenaron el lugar.

Nada parecía indicar que la cantante atraviesa una separación de su aún esposo Esteban Loaiza -por una presunta infidelidad con la hija mayor de Rivera, aunque la razón oficial no ha sido dada a conocer- cuando a las 20:40 horas se adueñó del lugar al compás de "Mi Vida Loca".

Sin embargo, entre las letras de sus canciones como "La Tequilera" o "Ni Me Viene Ni Me Va", fue ella misma que se encargó de insinuar y dar a conocer su sentir respecto a su situación sentimental.

Ya fuera con bromas respecto a la clase de mujer que se considera o que, debido a que se encuentra sin pareja desde hace un mes, cuando anunció su rompimiento con el ex beisbolista con quien se casó en septiembre de 2010, ahora puede tener pretendientes.

"La Diva de la Banda" contaba con la complicidad y apoyo de su público, principalmente mujeres, a quienes consideró su fortaleza.

"Gracias por ese cariño que en este momento es tan importante para mí. Gracias por levantarme cuando estoy caída. Thank you so much", dijo la intérprete, comentario que fue secundado por el grito de sus fans: "¡Jenni, Jenni!".

Aunque en ocasiones en su rostro dejaba ver su pesar, la coach de La Voz... México mantenía su pose altiva, mientras continuaba con su repertorio de más de 40 temas, los cuales intercalaba con algunos tragos de agua, té y hasta tequila, según ella misma expresó al tomar una copa colocada en una mesa, al lado del escenario.

"Detrás de mi Ventana", "Lo Siento mi Amor" y "Basta Ya" fueron repetidas por miles de almas reunidas en el Coloso de Reforma.

Rivera hizo una primera pausa para realizar un cambio de vestuario y salir a cantar con mariachi, pero dejó en el escenario a Ricardo Yucupicio, su pupilo en el reality show.

A su regreso portaba un vestido largo gris con reboso verde, diferente al rosa corto del inicio, y continuó haciendo mofa de su situación amorosa, incluso llegó a hacer como si bateara.

"No me hagan decir cosas, estoy de luto, me siento mal", o "No tengo novio, pero andan sobres como tres. Ando con un pegue perrón", fueron algunas de las frase que entre sus melodías intercalaba.

"Carita Bonita", "Como tu Mujer", "Ni Princesa ni Esclava" se escucharon en el recinto para beneplácito de la audiencia que no paraba de cantar junto con ella.

Pese a la tristeza que guardaba, Jenni se dio el tiempo de saludar a sus fans; de hecho, subió al escenario a dos niños, Jocelyn, de 8 años, y Raymundo, de 11, que no paraban de corear los temas.

Después del mariachi, "La Diva de la Banda" realizó una sesión acústica de 6 temas, ataviada con un vestido verde agua, sin perder la entereza.