Quantcast

Dirigir o actuar... el dilema de Ben Affleck

Dirigir o actuar... el dilema de Ben Affleck
Ben Affleck. |

Su corta pero exitosa trayectoria como realizador, su premiado trabajo como guionista y una carrera de actuación con muchos reconocimientos y también sonados fracasos derivan en la pregunta: ¿es Ben Affleck mejor detrás de cámara que frente a ésta?

"No. No creo que sea mejor director que actor o mejor actor que director. Ni tampoco mejor guionista que actor o mejor director que guionista o incluso mejor guionista que director", dice Affleck contundente y con un poco de humor, en entrevista desde Los Ángeles.

"Solo trato de hacer películas y estas cosas están mezcladas, no es fácil separar todas esas funciones, creo que son círculos superpuestos".

Gone, Baby Gone, (2007), fue su exitoso debut detrás de la cámara, dirigiendo a su hermano Casey Affleck, Michelle Monaghan, Morgan Freeman y Amy Ryan, quien fue nominada al Óscar como mejor actriz de reparto.

Con The Town (2010), Affleck se consolidó como director y, también se aventuró a protagonizarla. Jeremy Renner estuvo nominado al Óscar como mejor actor de reparto.

Argo (2012) apunta para ser la cinta con la que él trabajo detrás de cámaras de Affleck sea reconocido en la próxima temporada de premios.

Como guionista debutó con el pie derecho al ganar el Óscar a mejor guión original junto a Matt Damon por Good Will Hunting (1997). También coescribió los textos de Gone, Baby Gone y The Town.

Y como actor, pocos olvidarán algunos éxitos taquilleros que protagonizó como Armageddon (1998) y Pearl Harbor (2001), así como enormes fracasos como Gigli (2003) y Surviving Christmas (2004).

Pero para Affleck, quien este año cumplió 40 años, todas estas labores son parte de un mismo sistema.

"Es la forma en la que veo el proceso, así fui entrenado en la escuela de actuación, donde te involucras en todo, propones algo, lo escribes, luego actúas y diriges, así es que todo era un flujo continuo", explica.

"Pero sé que muchos tienden a hacer observaciones desde el exterior y tienen la necesidad de hacer las cosas cuantificables para convertirlo en una especie de carrera de caballos".

Argo fue proyectada en septiembre en el Festival Internacional de Cine de Toronto y fue alabada por los críticos y el público.

Incluso afirmando que la cinta que más atención genera entre los asistentes de este festival es la gran triunfadora de los Óscar al año siguiente, el crítico Roger Ebert aseguró que Argo se llevará la estatuilla a mejor película.

Sin embargo, Affleck evade hablar del tema.

"Realmente lo que me preocupa es que se estrene la cinta; hasta que eso pase, no sentiré que es una película real", asegura.

Pero, ¿de qué trata la cinta?

Argo narra la increíble operación encubierta para rescatar a seis trabajadores de la Embajada de Estados Unidos en Irán durante la crisis de los rehenes en Teherán entre 1979 y 1981.

Los detalles de esta misión eran desconocidos hasta que Bill Clinton la desclasificó en 1997.

"Es importante decirlo: no es un documental, es una película ficticia basada en eventos reales", afirma Affleck.