Quantcast

Olivewood Gardens busca modificar la alimentación y salud de la comunidad

Olivewood Gardens busca modificar la alimentación y salud de la comunidad
Los estudiantes aprenden los procesos del cultivo de jardines orgánicos. |

Escondido entre las calles de National City se encuentra un estupendo jardín orgánico que funge como salón interactivo para niños y adultos del Condado de San Diego. Asentado sobre un terreno de 6.85 acres y con vista al campo de golf, Olivewood Gardens tiene la intención de educar a sus visitantes sobre la estrecha relación entre la alimentación y la salud de manera divertida y eficaz.

“Olivewood Gardens fue construido como muestra de lo que las personas pueden hacer en su patio”, comentó Healy Vigderson, Directora Ejecutiva del jardín. “Se busca inspirar y motivar a que construyan su propio jardín y cultiven sus propios alimentos”.

El objetivo del jardín es reconectar a la comunidad con el medio ambiente a través de la jardinería orgánica y que la población se involucre más en conocer de dónde provienen sus alimentos y qué es lo que están ingiriendo.

La historia de Olivewood Gardens está ligada de manera personal con la salud. En los años 1980 un pequeño de tres años de edad fue diagnosticado con cáncer de riñón. Lukas Walton recibió tratamiento pero cuando al año el cáncer regresó, sus expectativas de vida eran de solo un 15 por ciento. Devastados, sus padres estaban dispuestos a hacer cualquier cosa por salvar la vida de su hijo. Consultaron a varios doctores y todos coincidían en que debería cambiarse la alimentación de Lukas, así que los padres optaron por continuar con el tratamiento tradicional y modificar los hábitos alimenticios de toda la familia. Para ello, plantaron un jardín en el patio de su casa, toda la fruta y verdura que ahí se cultivaba crecía de manera orgánica. El pequeño comía únicamente alimentos provenientes de este jardín. En 2010, Lukas, nieto de Sam Walton, dueño de las cadenas de supermercado Walmart, se graduó de la universidad. Lukas está libre de cáncer y es un promotor de la jardinería orgánica.

Cuando la familia decidió cambiar de residencia, los Walton donaron esta propiedad a la Fundación Internacional de la Comunidad (ICF por sus siglas en inglés) con la intención de que se siguiera educando sobre los beneficios de una alimentación sana.

National City tiene uno de los índices más altos del condado en obesidad infantil y uno de los primeros lugares en diabetes tipo 2. “Estamos en muy buena posición para lograr cambios en esta comunidad y eso es lo que intentamos hacer”, dijo Vigderson.

Olivewood Gardens recibió a su primer visitante en 2010. Actualmente, cuentan con un programa educativo que atiende a cuatro escuelas primarias del National School District: Olivewood School, Las Palmas School, Lincoln Acres School y Central School. Los estudiantes de tercero, cuarto y quinto grado de dichas escuelas acuden al jardín de manera gratuita tres veces al año —otoño, invierno y primavera—, de esta manera son testigos de los cambios que ocurren en la naturaleza.

Mientras unos alumnos preparan alimentos en la cocina, otros toman clase de ciencias al aire libre y otros más trabajan directamente en el jardín.

Para Sara Gómez, estudiante de quinto grado de Las Palmas School, su primer visita a Olivewood Gardens resultó muy emocionante. “Me parece muy divertido. Yo sabía antes de venir que íbamos a cocinar un platillo hecho de lo que aquí se cosecha”, dijo la niña de 10 años. “Me emociona preparar los alimentos, porque dijeron que vamos a poder ayudar a cocinarlo y a mí me gusta cocinar”.