Quantcast

César Galindo presentó una elegante y sensual colección mientras comenzaba la nevada

César Galindo presentó una elegante y sensual colección mientras comenzaba la nevada
Una modelo luce una prenda de la colección otoño-invierno de la línea Czar del diseñador de origen mexicano César Galindodurante el segundo día de la Semana de la Moda de Nueva York. EFE |

César Galindo, de origen mexicano, presentó hoy en Nueva York su colección otoñoinvierno para su línea Czar en la que predominaron los elegantes y sensuales vestidos que le han dado a conocer, inspirados en una mujer que toma el tiempo para observar lo que le rodea y presta atención a los detalles.

Mientras las modelos tomaban la pasarela y el público admiraba las creaciones de Galindo, de vestidos largos y cortos, ajustados o de vuelo amplio, fuera de la carpa de la Mercedes Benz Fashion Week, comenzaban a caer los primeros copos de una tormenta de nieve que se pronostica como una de las más fuertes de la temporada y que incluso podría ser histórica.

"Esta colección está inspirada en que hay que tomar una pausa para ver lo que está pasando alrededor. Uno está vivo y hay que divertirse. La mujer latina es conocida por tener esa actitud de vivir, de disfrutar", dijo a Efe Galindo, quien aseguró además que la nevada "es una bendición" a tono con el tema que inspiró su propuesta "de que hay que tomarse las cosas con calma".

"Estamos en un mundo que se mueve muy rápido y para interpretar mejor lo que nos rodea tienes que simplemente detenerte, como en un estado de éxtasis, de ausencia de gravedad, y observar los detalles. La vida tiene mucho que mostrarnos", agregó el menor de once hijos de una costurera mexicana.

Fiel a su estilo, Galindo llevó a la pasarela, en el segundo día de la Semana de la Moda, una propuesta de creativos vestidos de fiesta, algunos ceñidos, que moldean el cuerpo con sensualidad, o con mucho volumen y con cinturones, otros de corte asimétrico o con plisado en la espalda centrando la atención de la pieza en ese detalle.

También incluyó blusas tipo túnica, sin que faltara el pantalón de pata ancha o las leggins, chaquetas cortas y el mono (overol) para llevar de fiesta, colección que además de ser cómoda, permite a la mujer combinar piezas y complacerlas con variedad de estilos.

"Quiero diseñar para la mujer que quiere algo diferente, que quiere crear su propia colección", afirmó Galindo, que incluyó en esta propuesta vestidos de seda con estampado de una ciudad, en blanco y negro.

"Vivo en Nueva York desde hace 27 años, en la ciudad del cemento y por eso vemos ese estampado", indicó el modisto, que complementó su colección con collares diseñadas por él y que por primera vez mostró en una pasarela.

El modisto se decantó por los tonos pasteles, el rojo, dorado, plateado, gris, chocolate, azul y púrpura que le identifica.

"El color es parte de mi sello, me gusta como latino, celebra la vida, expresa lo que es uno. Las casitas en los pueblos de México tienen color, no te duermes en la carretera por el color", afirmó.

Y para los que crean que en una temporada de frío hay que decir adiós a la sensualidad y escotes, el diseñador probó que una cosa no está reñida con la otra.