Quantcast

El Papa se dedicará a la oración

El Papa se dedicará a la oración
FILE - In this Thursday, Dec. 25, 2008, file photo, Pope Benedict XVI holds the pastoral staff as he celebrates Christmas midnight Mass in St. Peter's Basilica at the Vatican. Declaring that he lacks the strength to do his job, Benedict announced Monday Feb. 11, 2013, he will resign Feb. 28 _ becoming the first pontiff to step down in 600 years. His decision sets the stage for a mid-March conclave to elect a new leader for a Roman Catholic Church in deep turmoil. (AP Photo/Gregorio Borgia, File) |

MADRID, España — Una vez que Joseph Ratzinger abandone la Catedral de San Pedro se trasladará al castillo de Castel Gandolfo, mientras dure el proceso para elegir a su sucesor y luego irá a un monasterio de monjas de clausura de El Vaticano, donde fijará su residencia y se dedicará a la oración y a la reflexión, dijo el experto español en temas vaticanos, Manuel Seara.

El anuncio de la renuncia establece el escenario para que El Vaticano celebre un cónclave en el que se elegirá a un nuevo Papa a mediados de marzo, ya que no será necesario respetar el tiempo de luto tradicional que se guarda cuando muere un Pontífice.

"Ratzinger no tendrá ya más tareas de gobierno de la Iglesia y no participará en el nuevo cónclave para elegir a su sucesor, cónclave que aún no ha sido anunciado", señaló Seara.

"El protocolo de su sucesión será un tanto distinto, sin los estrictos ritos funerarios previstos en las normas de la Santa Sede, como explicó el portavoz vaticano Federico Lombardi", indicó el experto español.

A partir de este momento, lo que se puede esperar del sucesor de Benedicto XVI, dice Rafael Álvarez Taverner, quien trabajó durante 25 años en el servicio de español de Radio Vaticana, es que será un Papa que seguirá la línea marcada por sus antecesores.

"Pienso que la linealidad de la doctrina de la Iglesia no cambia nunca, por lo tanto el sucesor será un Papa que va a seguir los pasos de sus predecesores, en concreto una línea marcada por Juan Pablo II, un pontificado el suyo de casi 27 años, y que en el caso de Benedicto XVI podría llamarse de transición, pero sin muerte, transición que va a seguir", explicó Álvarez Taverner.

Benedicto, de 85 años, es el Pontífice número 265 de la Iglesia Católica. Su legado, señalan analistas españoles, ha sido el de ir lo más lejos que se recuerda en la promoción de la transparencia en el dinero de la Iglesia o en cortar de tajo la permisividad con los casos de pederastia.

Sin embargo, su pontificado también ha sido convulso, y entre los casos más complejos se encuentra el llamado 'Vatileaks', la filtración a la prensa de documentos reservados de la Santa Sede, en un escándalo que apuntó al mayordomo del Papa, Paolo Gabrielle, como principal 'topo' de la intriga, quien fue condenado a 18 meses de cárcel y luego indultado por Ratzinger en diciembre, pese a que la investigación de la gendarmería italiana continúa en el caso.

Otro frente abierto son las acusaciones de corrupción y el presunto blanqueo de fondos del Banco Vaticano, después de que fuera despedido el director de la institución.

Además, muchas voces apuntan a una batalla secreta por la sucesión, entre el Secretario de estado de El Vaticano, Tarcisio Bertone, y el Cardenal Angelo Solano, para postular a sus protegidos de cara a la elección del próximo Pontífice, detalló por su parte Rodrigo Laín, catedrático de teología de la Universidad Pontificia de Madrid.