Quantcast

El soul de Emeli Sandé triunfa en los Brit

El soul de Emeli Sandé triunfa en los Brit
La cantante Emeli Sande llega hoy, miércoles 20 de febrero de 2013, a la entrega de los premios Brit 2013, los galardones más importantes del pop británico. EFE |

La actual sensación del soul británico, Emeli Sandé, acaparó hoy el protagonismo en la flamante gala de los premios Brit de la música al llevarse dos galardones, entre ellos el más codiciado a "mejor álbum" por "Our Version Of Events".

Con una voz prodigiosa y un trabajo debut que vendió la friolera de 1,6 millones de copias en el Reino Unido en 2012, la escocesa Sandé centró las miradas de una ceremonia celebrada en el gigantesco 02 londinense, en la que brillaron también Ben Howard y Adele.

Peinada con su característico y llamativo tupé platino, la magnética cantante de Soul y R&B fue la primera galardonada de una noche que arrancó, por todo lo alto, el grupo Muse con la interpretación del tema "Supremacy", acompañado de 60 músicos y un despliegue de juegos pirotécnicos.

Con su Brit a "mejor cantante femenina", Sandé dejaba fuera a Bat for Lashes, Jessie Ware, Paloma Faith y a la malograda Amy Winehouse, nominada a título póstumo 18 meses después de su prematura y trágica muerte.

La también pianista, que no hace tanto escribía temas para otras estrellas como Susan Boyle o Cheryl Cole, y que empezó a hacerse un nombre gracias a su incursión en el tema "Diamond Rings" del rapero Chipmunk, fue la merecedora del "caramelo" de la gala: el Brit a "mejor álbum" por "Our Version Of Events".

Al subir al escenario por segunda vez, una emocionada Sandé, cuya voz ya cautivó en las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de Londres, explicó que escribió ese disco, el más vendido en el Reino Unido en 2012, "porque entonces no tenía la seguridad suficiente para poder decir todas esas cosas en persona".

Sandé compartió protagonismo con Ben Howard, un cantautor inglés que abandonó sus estudios de periodismo para volcarse en su carrera musical y que esta noche se alzó, de forma inesperada, con dos estatuillas, diseñadas, este año, por el controvertido artista Damien Hirst.

Howard recibió primero el Brit a "artista revelación", por encima de otros candidatos más conocidos como Alt J, Jake Bugg, Jessie Ware o la gran favorita de las apuestas, Rita Ora, y ganó, también, el premio a "mejor artista masculino", donde se impuso a Calvin Harris, Olly Murs, Richard Hawley y Plan B.

El músico, a quien la crítica ha comparado con Nick Drake, mostró el más absoluto asombro al recoger sus trofeos, sin dejar de repetir "lo extraño" que le resultaba la situación, además de excusarse por "lo mal" que se le da "hablar en público".

Otro de los Brit más golosos, el de "mejor grupo británico", fue a parar a la exitosa formación de rock y folk "Mumford and Sons", que el pasado fin de semana triunfaba ya en los Grammy con el premio a mejor álbum por "Babel".

También ahora estos artistas confesaron su "sorpresa y orgullo", sobre todo por haberse impuesto a nominados de la talla de "Muse", "One Direction", "The XX" y "Alt J".

Y entre premio y chascarrillo del presentador, el popular cómico James Corden, el escenario iba cambiando de colores y sonidos con actuaciones de excepción.