Quantcast

Federer y Murray vencen en circunstancias diferentes en el Abierto de Australia

Federer y Murray vencen en circunstancias diferentes en el Abierto de Australia
El tenista suizo Roger Federer golpea la bola ante el ruso Nikolay Davydenko durante su encuentro de la segunda ronda del Abierto de Australia celebrado hoy en Melbourne, Australia. EFE |

El suizo Roger Federer y el británico Andy Murray sellaron su pase a los dieciseisavos de final del Abierto de Australia, con convincentes victorias ante el ruso Nikolay Davydenko y el portugués Joao Sousa, respectivamente.

Federer derrotó a Davydenko por 63, 63 y 64 en una hora y 59 minutos para dejar sus duelos contra el ruso en un abrumador 182, mientras que Murray tuvo poco trabajo ante Sousa para imponerse en una hora y 41 minutos, con 14 "aces" por 62, 62 y 64, sin ceder un solo punto de rotura.

Ambos siguen sin ceder un set en dos rondas disputadas y Murray se enfrentará a continuación con el lituano Ricardas Berankis, que derrotó al germano Florian Mayer, vigésimo quinto favorito, por 62, 63 y 61.

Con 39 grados, el calor comenzó a hacerse notar en Melbourne Park, donde Murray sintió más que Federer este rigor, ya que el suizo jugó a partir de las siete de la tarde y con luz en la pista central, que destacaba aún más sus atrevidas zapatillas negras con tintes rosas, a juego con el cuello de su camiseta.

"Es bueno para el físico ganar en tres sets, es casi una necesidad", dijo Murray que ha entrenado este torneo bajo el calor de Miami, "cuando juegas con estas temperaturas es muy difícil concentrarse porque estás casi sin aliento. Miami es el lugar perfecto para prepararlo por el calor y la humedad", añadió el campeón del Abierto de EE.UU.

Fue tanto el calor en el medio de la jornada, que el esloveno Blaz Kavic tuvo que ser atendido en la pista durante su duelo contra el australiano Duckworth de cuatro horas y 52 minutos, que acabó con victoria por 36, 63, 64, 67 y 108. No obstante, la organización no puso en práctica la regla del calor extremo que obliga a parar en las pistas exteriores y a cerrar las dos que tienen techo retráctil, porque la humedad ayudó a suavizar los rigores.

Con mejores condiciones, Federer resolvió a la perfección su duelo contra Davydenko, que viene de disputar la final de Doha. Tiene el suizo la posibilidad de recuperar el puesto de número uno del mundo, que lograría en este torneo si gana el título este año y Novak Djokovic pierde antes de las semifinales, pero ahora le sale al paso un jugador confiado por sus diez victorias este año, el australiano Bernard Tomic.

El jugador "aussie", de 20 años, de origen alemán y ascendencia croata, venció al germano Daniel Brands, por 67 (4), 75, 76 (3) y 76 (8), con 26 saques directos, en cerca de tres horas y a la octava bola de partido.

Tomic esperaba así uno de los duelos más esperados este año en Melbourne, entre el exnúmero uno del mundo y el héroe local, que antes de comenzar este Grand Slam, tras conocer que podría enfrentarse con el 17 veces ganador de Grand Slams, señaló con descaro: "nos enfrentaremos si él llega a la tercera ronda", una previsión que ambos han cumplido.