Quantcast

Djokovic necesita cinco sets ante Wawrinka; Ferrer y Almagro se cruzan en cuartos

Djokovic necesita cinco sets ante Wawrinka; Ferrer y Almagro se cruzan en cuartos
El serbio Novak Djokovic celebra su sufrido triunfo ante el suizo Stanislas Wawrinka en cuartos de final del Abierto de Australia. EFE |

El serbio Novak Djokovic, defensor del título, escapó del preciosista juego del suizo Stanislas Wawrinka para vencerle por 16, 75, 64, 67 (5) y 1210 y avanzar a los cuartos de final del Abierto de Australia por sexta vez consecutiva.

Ganador de este torneo en 2008, 2011 y 2012, el de Belgrado estuvo contra las cuerdas ante Wawrinka en una primera parte del encuentro que hubiera firmado el mismo Roger Federer, pero al final su conocida garra y un giro total, saliendo de su refugio en la línea de fondo y atacando al máximo, le llevó a la victoria aunque en cinco sets, después de cinco horas y un minuto.

Con el español Enric Molina como juez de silla, Djokovic estuvo al límite, desorientado y sin rumbo, incluso resbalando por la Rod Laver Arena, en clara señal de que no encontraba su sitio.

El serbio perdía por 61 y 52 ante Wawrinka, que se había hecho con el primer parcial en solo 25 minutos, en una tremenda demolición, con solo tres errores no forzados, desmadejando el juego del número uno del mundo, al que rompió el servicio cinco veces.

El suizo llegó a sacar para ganar el segundo parcial con 53, y cobrar así una ventaja importante, y de paso darle a su compatriota Federer la oportunidad de recuperar el puesto de número uno del mundo, escenario que se produciría si Roger gana el torneo y "Nole" quedase eliminado.

Pero si algo echa en falta el juego de Wawrinka es la garra final necesaria para derrotar a un número uno del mundo, algo en lo que ha fallado en 11 duelos contra jugadores que han ocupado este puesto.

La reacción de Djokovic fue brutal. No solo no se hundió, sino que ganó seis juegos consecutivos para anular la efectividad del suizo y controlar luego el partido, ante el desmoronamiento de su rival, incapaz ya de conectar su espectacular revés a una mano con la eficacia de antes.

Unos masajes en la pierna derecha antes del desempate obraron milagro en el suizo, que se impuso en un desempate colosal en el que recuperó toda su magia. Con el cuarto set en el bolsillo, "Stan" rompió el servicio de "Nole" en los comienzos del quinto, pero lo perdió a continuación.

En el noveno juego, Wawrinka tuvo su oportunidad de oro, disfrutó de tres puntos de rotura, pero los desperdició, y este parcial se fue hasta los 103 minutos, con ambos jugadores tocados, Stanislas con evidentes calambres y Nole con estiramientos. Fue el serbio, pero a la tercera bola de partido, cuando logró el triunfo en un punto soberbio.

Djokovic lleva ya 15 cuartos de final consecutivos en torneos del Grand Slam, superando al checo Ivan Lendl, aunque todavía lejos de los 27 del estadounidense Jimmy Connors y de los 34 de Federer. Ningún campeón del Abierto de Australia cae antes de cuartos, desde el checo Petr Korda en 1998. Desde que perdió en 2010 contra el francés JoWilfried Tsonga, "Nole" lleva ya 17 victorias seguidas en Melbourne.