Quantcast

Bryant, Jackson, Shaquille y Abdul-Jabbar elevan la figura de Howard

Bryant, Jackson, Shaquille y Abdul-Jabbar elevan la figura de  Howard
Imagen de archivo del pívot Dwight Howard. EFE/Archivo |

Las reacciones que ha suscitado la decisión del pívot Dwight Howard de dejar a Los Ángeles Lakers por los Rockets de Houston ha puesto al descubierto con las reacciones y declaraciones que nadie quería su continuidad a excepción de los directivos del equipo californiano.

Figuras como el escolta Kobe Bryant, Phil Jackson, Shaquille O'Neal y ahora el legendario Kareem AbdulJabbar han sido "críticos" sobre el verdadero valor de Howard y han visto su salida como muy "positiva" para los Lakers.

Sin embargo, ninguno de ellos dijo nada antes que Howard tomase su decisión y todos hicieron causa común, especialmente Bryant, para que continuase con los Lakers, donde le proyectaban el futuro más brillante de su carrera profesional.

Nunca en la historia de los Lakers a través de la ciudad se pudieron ver carteles publicitarios pidiéndole a un jugador que se quedase con ellos.

De hecho tanto Bryant como el base canadiense Steve Nash cenaron y se reunieron con Howard para tratar de convencerlo que continuase con ellos antes que tomase la decisión.

Nash en declaraciones a la emisora de radio ESPN LA 710 admitió que la noche del pasado martes intentó convencer a su excompañero, pero que Howard expresó que nunca se sintió cómodo en Los Ángeles.

"Pienso que al final lo único importante es que Dwight no estaba a gusto aquí y no quería seguir y ante esa realidad su decisión fue la correcta porque no tiene ningún sentido para nadie permanecer en algún lugar donde no desea hacerlo", declaró Nash. "Le deseo la mejor de la suerte porque se la merece y porque es un gran jugador".

Nash volvió a mostrar su gran clase dentro y fuera del campo porque además de defender a Howard por la decisión que había tomado también lo hizo con el entrenador Mike D'Antoni, del que dijo que la próxima temporada hará una gran labor, lo mismo que todo el equipo si las lesiones le respetan.

A diferencia de Nash, los que ahora critican la "libre" decisión de Howard de elegir a los Rockets en lugar de seguir con los Lakers, son los mismos que se quedaron callados cuando todo apuntaba que el pívot más dominante de la NBA seguiría con la franquicia angelina que le ofrecían un contrato de 108 millones de dólares y cinco temporadas.

El primero que cambió de pensar y actuó con "desprecio" y espíritu revanchista fue Bryant que de inmediato dejó de ser seguidor de Howard en la página social de Twitter.

La acción se le ha vuelto en contra de Bryant que ha recibido todo tipo de críticas por la falta de "clase" y "egocentrismo" de un profesional que la próxima temporada va a ganar 31 millones de dólares y no permite que otro compañero, como agente libre, tenga precisamente ese derecho de elegir donde quiera jugar.

Pero mucho más cuando pierde 30 millones con el contrato que le van a ofrecer los Rockets por cuatro temporadas y 88 millones de dólares.

Ante la avalancha de críticas por su acción, Bryant no ha tenido más remedio que enviar un Twitter en el que "trata" de justificar su acción con el argumento de que no quiere ser seguidor en las redes sociales de un jugador que ha rechazado a su equipo.