Quantcast

Alfonso Cuarón tiene una cita con la historia

Alfonso Cuarón tiene una cita con la historia
El director de la película "Gravity" , Alfonso Cuarón. EFE/Archivo |

El mexicano Alfonso Cuarón parte como favorito para lograr el Óscar al mejor director, un reconocimiento que sería histórico, ya que se convertiría en el primer cineasta latino en conseguir la estatuilla dorada en esa categoría.

De no ser él el elegido, la Academia podría decantarse por el británico Steve McQueen en lo que sería otra situación sin precedentes, ya que sería la primera ocasión en que un realizador negro consigue el Óscar al mejor director.

ALFONSO CUARÓN, un sueño cumplido

No se puede ser más favorito. En las últimas semanas se ha hecho con el Bafta, el Globo de Oro, el galardón del Sindicato de Directores de EE.UU. (DGA) y el del Sindicato de Productores de EE.UU. (PGA) por su trabajo en "Gravity".

Es su primera nominación en esta categoría, si bien participó en los Óscar anteriormente, con el guión original de "Y tu mamá también" y el montaje y el guión adaptado de "Children of Men".

El éxito de "Gravity" en todo el mundo más de 700 millones de dólares recaudados es la recompensa a más de cuatro años de trabajo dedicados al proyecto, para el que tuvo que esperar a contar con la tecnología adecuada para mostrar las imágenes del espacio tal y como él deseaba.

"Quiero regresar a la vida", decía el de Ciudad de México a Efe recientemente. "Quiero poner a dormir en la camita a 'Gravity' y que mi preocupación sea llegar temprano a la escuela para dejar a los niños". Lo tiene al alcance de las manos. No sin antes exclamar en el escenario del Teatro Dolby un "¡Ay, güey!" tan exultante como el que lanzó en los Globos de Oro. Cuarón soñaba con ser astronauta de pequeño. Ahora, está cerca de alcanzar el Olimpo del cine.

STEVE McQUEEN, derribando barreras

Su presencia en la lista es un hecho histórico. Sólo en dos ocasiones vio el Óscar asomarse a su parcela a directores afroamericanos: John Singleton en 1992 por "Boyz n the Hood" y Lee Daniels en 2009 por "Precious". Y McQueen, que también aspira a la estatuilla dorada como productor de "12 Years a Slave", es la principal apuesta en las quinielas si fallara Cuarón.

El reconocimiento a su labor llegaría en un año en el que Hollywood ha sido testigo del éxito de varias historias centradas en personajes afroamericanos, como es el caso de "Fruitvale Station" ganadora de la penúltima edición de Sundance, el biopic "42" sobre Jackie Robinson o "The Butler" sobre la vida en la Casa Blanca a través de los ojos de un mayordomo.

A pesar de esto, hay más barreras que derribar. Sólo ha habido en la historia un director de fotografía afroamericano nominado al Óscar (Remi Adefarasin, por "Elizabeth").

Otro también fue candidato al mejor montaje (Hugh Robertson, por "Midnight Cowboy"). En esta edición, John Ridley ("12 Years a Slave") podría ser el segundo afroamericano en ganar el Óscar al mejor guión (tras Geoffrey Fletcher, por "Precious").

MARTIN SCORSESE, en pleno estado de forma a los 71 años