Quantcast

Las tecnológicas presentan su estrategia para 2014 en la víspera de CES

Las tecnológicas presentan su estrategia para 2014 en la víspera de CES
Vista del estand de Panasonic en la IFA, la mayor feria tecnológica del mundo. EFE/ARCHIVO |

Empresas líderes en el sector de la electrónica de consumo presentaron hoy sus bazas para 2014 en la víspera del inicio de la nueva edición de la feria tecnológica más importante del año, CES, que transcurrirá en Las Vegas entre los días 7 y 10 de enero.

La jornada, centrada en eventos para la prensa, escenificó la intensa competencia por tomar posiciones en el mercado de los televisores que se encuentra en el inicio de una transformación hacia dispositivos con mayor definición, mayor tamaño y más aplicaciones.

Las surcoreanas Samsung y LG enseñaron sus gigantes pantallas curvas de 105 pulgadas en Ultra HD (UHD), también conocida como resolución 4K, que multiplica por cuatro la definición del actual HD.

Esa dimensión fijó el nuevo tope de gama, por debajo de la cual unos y otros fabricantes dispusieron sus colecciones UHD con diferentes prestaciones, como el modelo de 85 pulgadas de Samsung, el primer televisor en ser flexible, literalmente, ya que la pantalla pasa de plana a curva a gusto del consumidor.

La japonesa Sharp renovó su línea de televisores Aquos, y optó por el tradicional formato plano para sus modelos UHD de 60 y 70 pulgadas, los más avanzados, y apostó por rellenar el hueco existente entre el Ultra HD y el HD con Aquos Q+, un televisor que comercializará a partir del primer trimestre en formatos de 60, 70 y 80 pulgadas.

Aquos Q+ se venderá por la mitad de precio de un televisor UHD y será el primero HD del mercado con capacidad para reproducir imagen 4K gracias a contar con 10 millones de subpíxeles más que un HD tradicional, aunque 8 millones menos que un monitor UHD.

Toshiba, Vizio, Panasonic y Sony mostraron sus modelos de televisores UHD en un rango que va desde las 50 pulgadas a las 80 pulgadas, en todos los casos equipados con una plataforma integrada de aplicaciones conectadas a internet para la reproducción de contenidos en línea, otra de las tendencias que se imponen en el sector.

Con ese afán de mejorar la "inteligencia" de las teles, LG confirmó que adoptará la tecnología WebOS, la que daba vida a los dispositivos Palm, que compró HP y después cayó en desgracia, mientras que Panasonic usará un sistema operativo de Mozilla, el Firefox OS.

Sony trató de marcar distancias con sus rivales al significar su capacidad para proveer no solo del hardware para reproducir imágenes 4K, también para producir ese tipo de contenidos y distribuirlos.

La compañía posee un estudio de cine, Sony Pictures, que está grabando en filmes en 4K y cuenta desde el año pasado con una plataforma para descarga de películas con esta tecnología desde sus televisores Bravia. Asimismo, presentó la nueva videocámara FDRAX100, una handycam compacta que graba en 4K y que saldrá a la venta por 2.000 dólares.

Aunque CES no es un evento de "smartphones" y tabletas, como tampoco lo es de ordenadores, su presencia es notable de forma indirecta, como instrumentos centrales para el manejo de otros servicios y aparatos que sí proliferan en la feria.